Vaig estar malalt i em visitàreu – Pastoral de la Salut

El recurso de la medicina
natural para sanar en la Biblia

 

Desde tiempos antiguos, algunos elementos que nos rodean han servido a la humanidad para curar enfermedades. La Biblia no está al margen de esta práctica. Se recurría a la medicina natural por falta de medios económicos. A continuación, algunos pasajes bíblicos en los cuales podemos leer cómo algunos elementos naturales han servido para curar enfermedades:

> Ezequiel 47:12: “Junto al río crecerán árboles. Sus hojas no se marchitarán, se usarán para sanar”.

> Juan 9:6: “Jesús escupió en tierra e hizo barro con la saliva y le untó el barro en los ojos…y se puso a ver”.

> Marcos 6:13: “Ungían con aceite a muchos enfermos y los sanaban”.

> Lucas 10:34: “Acercándose, el buen samaritano le vendó sus heridas, derramando aceite y vino sobre ellas; y poniéndolo sobre su propia cabalgadura lo llevó a un mesón y lo cuidó”.

> 2 Reyes 20:7: “Isaías dijo: “Tomad una masa de higos. Y tomándola, la pusieron sobre la úlcera, y sanó”.

> 1 Timoteo 5:23: “Ya no bebas solamente agua, sino usa un poco de vino por causa de tu estómago y de tus frecuentes enfermedades”.

> Tobías 11, 13-15. “Tobías, tomando de la hiel del pez, ungió los ojos de su padre. He aquí que empezó a desprenderse de sus ojos la catarata. 1 Tobías se la sacó de los ojos y al punto recobró la vista”.

 

Publicat al full dominical del 18 d’octubre de 2020